fbpx
¿Cuáles son las diferencias entre Seguro Educativo y Fideicomiso?

¿Cuáles son las diferencias entre Seguro Educativo y Fideicomiso?

Todos los padres ansían que sus hijos estudien en la universidad. De esta forma se aseguran de que tendrán un futuro profesional esperanzador.

Sin embargo, este es un sueño que tiene un coste bastante elevado, por lo que muchos padres o los propios estudiantes terminan pidiendo préstamos o créditos con altos porcentajes de interés a largo plazo.

No obstante, existe una mejor solución para conseguir que tus hijos estudien en la universidad sin necesidad de generar deudas en la familia. En realidad, existen dos alternativas: el Seguro Educativo y el Fideicomiso.

En este artículo te mostramos cuáles son las diferencias entre seguro educativo y Fideicomiso para que puedas elegir la mejor opción según tu presupuesto y necesidades.

Pero, antes de identificar cuáles son las diferencias entre un acuerdo y otro, es preciso definirlos por separado.

¿Cuales son las diferencias entre Seguro Educativo y Fideicomiso?

¿Qué es un Fideicomiso?

El Fideicomiso es un instrumento jurídico con carácter financiero que permite establecer determinados acuerdos para el beneficio de todas las partes contratantes. Existen diferentes tipos de Fideicomiso, pero en este artículo nos queremos enfocar en la modalidad de Fideicomiso educativo.

El banco es el encargado de operar el fideicomiso y tiene las funciones de captar, custodiar, administrar y reinvertir el dinero con el objetivo de garantizar la rentabilidad del mismo.

Cabe señalar que los rendimientos que se obtienen están exentos del Impuesto sobre la Renta, teniendo en cuenta que el destino del dinero tiene un fin educativo.

Este tipo de instrumento bancario ofrece mayor libertad para el contratante puesto que permite realizar un calendario de aportaciones, así como los montos y los periodos en los que se realizan tras un previo estudio y cálculo del valor de las matrículas y gastos universitarios.

Mexicana de Becas asegura que la inversión, dependiendo del plan contratado, suele durar 4 o 5 años. Luego de este periodo se puede dejar de hacer aportaciones, puesto que el dinero generado hasta el momento es suficiente como brindar un alto rendimiento a largo plazo.

Además, muchos Fideicomisos educativos establecen convenios con las Universidades con el objetivo de realizar descuentos en las colegiaturas.

¿Qué es el seguro educativo?

Un seguro educativo es un producto que ofrecen las aseguradoras en el que estas se comprometen a pagar la suma asegurada en la fecha prevista. Se trata de una forma de ahorro en la que el periodo de aportación suele ser más largo, ya que pueden durar de 15 a 22 años. Por ello, se recomienda contratar esta póliza en los primeros años de vida de los beneficiarios.

Diferencias entre seguro educativo y Fideicomiso

Como ves, tanto el Fideicomiso como el seguro educativo son formas de ahorro que puedes utilizar para garantizar el futuro educativo de tus hijos. La primera opción te ofrece mayor libertad para fijar el monto de las aportaciones y el periodo en el que deben ser abonadas. Sin embargo, en México existen pocas opciones de entidades que se dedican ofrecer este tipo de contratos, siendo Mexicana de Becas la más reconocida.

No ocurre igual con el seguro educativo, puesto que este es un producto que ofrecen numerosas aseguradoras como AXA, GNP o Metlife. Ello te permite comparar opciones para encontrar la más adecuada según tus ingresos y necesidades.

Aunque estas son opciones menos flexibles en cuanto a las aportaciones y sus plazos.

Ahora que ya sabes las diferencias entre seguro educativo y fideicomiso estás en condiciones de tomar la mejor decisión para el futuro de tus hijos.

Contenido

Compartir

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

ya lo tenemos

Hemos recibido tu información correctamente, en un periodo máximo de 48 horas uno de nuestros ejecutivos se pondrá en contacto contigo. 

Estás a un paso de convertirte en un Agente Total.

¡Gracias!